jueves, 25 de octubre de 2012

El Bolero

El bolero es un género musical de origen cubano, muy popular en todos los países hispanoamericanos.




El género es identificable por algunos elementos rítmicos y nuevas formas de composición que aparecieron en el quehacer musical en la isla de Cuba durante el siglo XIX.
Aunque comparte el nombre con el bolero español, que es una danza que surgió en siglo XVIII y se ejecuta en compás ternario de 3/4 , el género cubano desarrolló una célula rítmica y melodía diferente, en compás de 2/4.
El bolero típico cubano surgió alrededor de 1840. Se acepta que el primer bolero fue Tristezas, escrito por el cubano José Pepe Sánchez en Santiago de Cuba en 1883.Esa pieza dio origen formal al género y presentó el acompañamiento musical que denominamos «clásico» de guitarras y percusión. Así, el bolero evolucionó de música de cantinas y peñas a música de serenatas. En 1925 Miguel Matamoros creó el Trío Matamoros y poco más tarde creó el bolero son, fruto de la unión del bolero y del son cubano.






La importancia musical de Cuba se hizo sentir no sólo con el bolero sino con el son, el danzón, entre otros. Los países de la cuenca del gran Caribe hispano adoptaron el producto que Cuba les daba entre los años veinte y los treinta. Eso permitiría la fusión y del bolero con otros géneros musicales. Esto provocó el surgimiento de algunos subgéneros como el bolero rítmico, bolero cantinero, bolero-chacha, bolero mambo, el bolero ranchero (mezcla de bolero y mariachi mexicano), el bolero moruno (bolero con influencias gitanas e hispánicas) e inclusive la bachata.







Primero sería la era de los tríos de guitarra, luego las grandes orquestas tropicales, las orquestas al estilo big band y por último, verdaderas orquestas sinfónicas que darían forma al acompañamiento musical del bolero que durante casi treinta años (1935-1965) dominó, como género, el espectro musical latinoamericano.

En esa época también los músicos en Cuba empiezan a incorporar elementos del son en el bolero. El bolero se convierte en un ritmo bailable. Las grandes orquestas empiezan a incluirlo en sus repertorios, añadiendo otros instrumentos musicales, más allá de la guitarra.





También fue fundamental el desarrollo de los recursos comunicativos de la época como la radio, las películas, los programas en vivo en televisión y las grabaciones en discos, primero los de 78 rpm (revoluciones por minuto), luego lo de 45 rpm y finalmente los de 33 rpm, llamados LP (long plays). Cuba y México se convirtieron en las verdaderas mecas para los centros artísticos, y muchos artistas de toda la región participaron y se destacaron como compositores e intérpretes.
Otro factor que contribuyó al auge de la era dorada del bolero lo constituye el relativo aislamiento cultural de América Latina en los años cercanos y posteriores a la primera guerra mundial. Esto permitió al bolero cultivarse y desarrollarse "con calma", sin claras competencias que lo amenazaran. A su vez, la existencia de regímenes militares de facto influyó curiosamente en el éxito del bolero, pues a estos gobiernos les convenía ver a la población entretenida en sus gustos, para que olvidaran la política. Por ello, la era dorada del bolero está asociada en gran parte al periodo de las dictaduras de los años treinta, cuarenta y cincuenta. Así mismo, la difusión de ídolos por medio del cine le dio una enorme difusión y vigencia.






Indiscutiblemente con el bolero, pasaría lo mismo que con otros géneros de música bailable, como el mambo y el cha-cha-chá, no totalmente pero fueron sustituidas hasta nuestros días por el son montuno, guaracha o el nombre comercial salsa y otros géneros como la bachata o el merengue.
No podemos sin embargo afirmar que el bolero muriese. Muchos de su exponentes originales, como Orlando Contreras, Rolando Laserie, Alfredo Sadel o Daniel Santos, seguirían interpretándolo hasta el final de sus días.
Por otro lado, el tono romántico de las baladas posteriores siempre estuvo influenciado por el bolero. Tal como hacían compositores como Armando Manzanero, disfrazan de baladas sus composiciones.
También intérpretes como Marco Antonio Muñiz y José José confiesan que lo que interpretan son boleros pero arreglados musicalmente como baladas pop.
En los años 2000 existió una resurrección del bolero, realizada por Carlos Cuevas, Alejandro Fernández, Edith Márquez, Luis Miguel, Rocío Dúrcal, Mijares, Guadalupe Pineda y Charlie Zaa, entre otros.




El ritmo del bolero es de un compás de 2/4. En el primer tiempo, la pareja, uno frente a otro y con los cuerpos pegados, solo mueve la pelvis, en el segundo da un paso rápido, en el tercero también, y en el cuarto da un paso lento; todo esto mientras se gira lentamente hacia la izquierda. Esta forma de bailar tan simple lo hizo popular en todo el mundo, en todos los ambientes y entre todas las clases sociales.Para bailar este lento ritmo, la pareja se abraza de una manera romántica.

Sea para el amor o el desamor, el bolero sirve para expresar sentimientos con exactitud. Su culto en el continente llevó a que sea el único género con apodo: los locutores suelen llamarlo “Su majestad” o “Señor bolero”.





Aunque el bolero se arraigó en toda América, fueron Cuba, México y Puerto Rico los países que más llevaron el peso del género. En el Caribe fue influenciado por los ritmos afrocaribeños lo que hizo del bolero un género bailable como en el caso del bolero son, el bolero mambo, el bolero cha cha chá y el bolero montuno. En México florecieron los tríos, aunque los cantantes de rancheras también adoptaron el ritmo en lo que se conoce como el bolero ranchero. En Brasil también hubo un apogeo de bolero, con las influencias de bossa nova y samba. En Colombia, Ecuador y Perú, el bolero tuvo el complemento de ritmos andinos como el pasillo, el bambuco y el vals.

Después de un periodo opaco en la década los ochenta, el bolero tiene un renacer en los noventa de la mano del mexicano Luis Miguel con sus álbumes Romance. Su éxito fue seguido por otros cantantes como Alejandro Fernández, en México, y Charlie Zaa, en Colombia. La bachata dominica es considerada por muchos una variación del bolero.




Hoy en día el bolero ocupa un lugar permanente en la cultura hispana como género y baile romántico. En la década de los noventa empezó a recobrar acogida entre las generaciones jóvenes, gracias a las grabaciones realizadas por cantantes como Luis Miguel y Gloria Estefan.
El bolero no falta en una fiesta latina. En las discotecas de música latina este baile se reserva para el final de la noche. Las parejas se abrazan y bailan arrastrando sus pasos al lento y sentimental ritmo del bolero.





En el baile, el bolero tiene fuertes influencias del son. Se baila a un ritmo 2/4 (el ritmo original de los boleros de Cuba) o a un ritmo 4/4. Es un baile muy sensual. En ningún otro baile latino la pareja tiene una posición tan íntima como en el bolero.
Los pasos en el bolero son muy sencillos. La pareja se mueve lentamente quedándose casi en el mismo sitio. Los pasos se arrastran sin apoyar el peso sobre el piso.

Al igual que en la salsa, en el bolero se dan tres pasos en tres tiempos y en el cuarto tiempo se hace una pausa. Las caderas se mueven con cada paso, incluso en la pausa. El primer paso se ejecuta en el segundo tiempo del ritmo. Los tres pasos se dan hacia el lado. O se da el primer paso hacia el lado, y los próximos dos hacia el frente o hacia atrás.

En el bolero estilo Ballroom la pareja no se abraza y los pasos son más estilizados. El paso básico consiste en un paso lento hacia el lado que se ejecuta en el segundo y tercer tiempo del ritmo; y en dos pasos rápidos hacia el frente o hacia atrás que se ejecutan en el cuarto tiempo del ritmo.






Varios factores contribuyeron al auge de la era dorada del bolero, ya señalamos la caída del tango, además de eso tenemos primero un cierto aislamiento cultural de América Latina en los años cercanos y posteriores a la primera guerra mundial, que no permitió a estos países integrarse a la era llena de influencias musicales que no fueran el vals, el pasodoble o el foxtrox, nacidos en Europa o los Estados Unidos, esto permitió al Bolero cultivarse y desarrollarse con calma sin claras competencias que lo amenazaran, destacamos también que los países 'influyentes' no estaban interesados en vender su cultura y sus gustos, solo mostraban interés porque América Latina les comprase sus productos. A su vez, la existencia de regímenes militares, influyó curiosamente en el éxito del bolero, pues a estos gobiernos les interesaba ver a la población entretenida en sus gustos, para que olvidaran la política, por ello la era dorada del Bolero está asociada en gran parte al periodo de las dictaduras de la década de los cincuenta. Asimismo la difusión de personajes y artistas por medio del cine le dio una difusión y vigencia enorme al Bolero. Pero cuando América Latina rompió su relativo aislamiento cultural después de la segunda guerra mundial y se integró a un mundo competitivo y cosmopolita de influencias, el bolero decayó.




La Balada pop vino a ocupar el puesto de lo 'romántico', que antes tenía indiscutiblemente el bolero, lo mismo pasaría con la música bailable, la era de las guarachas y el cha cha cha fue sustituida por el Rock and Roll, la Salsa Brava y el Merengue. No podemos afirmar que el bolero murió, aunque quedó relegado a sus exponentes originales, quienes lo interpretan hasta el final de sus dias (como Alfredo Sadel o Daniel Santos) y a sus fanáticos, casi siempre de edad avanzada; además, el tono romántico de las baladas posteriores siempre estuvo influenciado por el bolero.





 Destacados boleristas: 

 -Antonio Machín, nombre artístico de Antonio Lugo Machín, (Sagua la Grande,Cuba, 11 de febrero de 1903 Madrid 4 de agosto de 1977) fue un cantante cubano de boleros y de música popular en general. Basó su repertorio en la música cubana y la balada romántica. Intérprete de reconocido prestigio en el ámbito hispanohablante, es famoso por sus recreaciones, entre otras, de temas como El manisero, Dos gardenias, Angelitos negros... Su disco El manisero, grabado en 1930 acompañado por la orquesta de Don Aspiazu para la compañía Víctor de Nueva York, constituyó el primer éxito millonario en ventas de la música cubana.

-El Trío Los Panchos se formó en la ciudad de Nueva York en 1944, donde los mexicanos Alfredo Bojalil Gil mejor conocido como "El Güero" y José de Jesús Navarro Moreno, mejor conocido como "Chucho Navarro", junto al puertorriqueño Herminio Avilés Negrón, de nombre artístico "Hernando Avilés", decidieron unir sus talentos e innovar el género de los tríos cantando a tres voces y tres guitarras. Tiempo mas tarde, Avilés y Navarro tocaban la guitarra y Gil el requinto de su propia creación. Se iniciaron en el ambiente artístico el 14 de Mayo de 1944 al presentarse en e"Hispanic Theatre" de Nueva York interpretando música ranchera mexicana con gran éxito, que pronto les llevó a grabar su primer disco para el sello Coda titulado "Mexicantos" con siete temas de música mexicana y el bolero "Hasta mañana“, que les abrió las puertas hacia este género musical con el cual se les identifica en todo el mundo.





-La Sonora Matancera, ha sido quizás el más famoso conjunto de música cubana, nacido en la década del veinte precisamente en la ciudad de Matanzas, entre las calles Jovellanos y Ayuntamiento, quedaba la calle Salamanca N°41, frente a los baños La Americana, en la plazoleta Ojo de Agua. En 1947, firman para el sello discográfico "Stinson" con el nombre de Conjunto Tropicavana, debido a que ya tenían un contrato firmado para la Panart y poseían la exclusividad de Sonora Matancera, y para evitar líos judiciales, lo cambiaron por "Tropic Habana", abreviado por Tropicavana. En esos tensos pero a la vez sustanciosos momentos, ingresan los cantantes: Miguel d'Gonzalo, Alfredito Valdés y Bienvenido León. En 1948. Quedando la vacante que dejó Valentín Cané en la tumbadora, un nuevo integrante los reemplazaría, Ángel Alfonso Furias "Yiyo". En octubre se integra a la Sonora Matancera uno de sus vocalistas más recordados: Daniel Santos y grabó su primer tema, el bolero: "Se Vende una Casita" del famósimo compositor boricua Pedro Flores Se suma en 1949 la primera vocalista femenina del grupo Myrta Silva quién ejecutó la guaracha "Loca" de Maximino Rivera como también un nuevo sello discográfico "Cafamo" pero solo duró unos meses en dicha empresa, ya que también se firma para Ansonia Records, donde Bienvenido Granda graba varias canciones siendo la primera la guaracha "Se Rompió el Muñeco" del compositor José González Giralt, terminadas de grabar se cerró también el contrato con la casa discográfica. En 1950, Aparece nuevamente "RCA Víctor", donde grabó Daniel Santos, y al terminar se cerró el contrato también con la compañía.




-Isabel Vargas Lizano (San Joaquín de Flores-Costa Rica, 17 de abril de 1919) es una cantante nacida en Costa Rica nacionalizada mexicana. En México ha residido por más de siete décadas, donde es conocida artísticamente como Chavela Vargas. La canción ranchera es un género musical muy masculino y sensual, cantado generalmente por hombres. Chavela solía cantar canciones normalmente interpretadas por hombres sobre su deseo por las mujeres. Vestía como un hombre, fumaba tabaco, bebía mucho, llevaba pistola y era reconocida por su característico poncho rojo. En una entrevista para la televisión colombiana en el año 2000, expresó abiertamente que era lesbiana Chavela Vargas huyó a México cuando tenía 17 años y posteriormente adoptó la nacionalidad mexicana. Durante muchos años cantó en las calles hasta que a los treinta se hizo cantante profesional, de la mano de José Alfredo Jiménez, cantante y compositor de sus mayores éxitos.

-MONCHO. Cantante de boleros, género musical en el que se le conoce popularmente como "El rey del bolero" o "El gitano del bolero", apreciado por sus interpretaciones de este género en España y Latinoamérica, especialmente en Cuba. Moncho nace en el barrio de Gràcia de Barcelona, hijo de una familia de gitanos catalanes, aprendió a cantar a ritmo de rumba catalana, rodeado de artistas como Peret o Antonio González "El Pescaílla", marido de Lola Flores, experimentando en su fusión con el bolero que acabó siendo su camino en la canción, a los 16 años el conjunto “Ramón Evaristo y Orquesta Antillana” lo invitaron a subir al escenario a cantar en las fiestas del mes agosto del barrio y surgió su primer contrato.




-Roberto Carlos Braga Moréira (Cachoeiro de Itapemirim, 19 de abril de 1941) es un cantante brasileño, considerado el rey del mercado discográfico de su país y un importante cantante melódico. Nació en el estado de Espírito Santo y fue descubierto en 1958 por el compositor y periodista Carlos Imperial. Desde los primeros años de la década de 1960, cuando triunfó en el mundo del pop brasileño a través de los programas musicales de televisión, tuvo sucesivos éxitos, gracias a su voz suave, melancólica y romántica. Líder de la ‘joven guardia’, movimiento musical influenciado por la música de The Beatles, Roberto Carlos resumía su estado de ansiedad en 1965 cantando: “Quiero que me calientes este invierno y que todo lo demás se vaya al infierno”. El movimiento se desvaneció, pero Roberto Carlos se convirtió en el rey del pop brasileño más convencional. Desde ese instante es considerado el Elvis Presley de Brasil.

-José Montserrate Feliciano García (nacido el 10 de septiembre de 1945 en Lares, Puerto Rico) es un cantante de Boleros y Baladas, y un destacado intérprete de la guitarra española. Entre sus mayores éxitos se encuentran "Feliz Navidad"y "¿Qué será?"




                                                                    Juan Gabriel

-Luis Miguel Gallego Basteri (19 de abril de 1970) es un cantante mexicano. Es el cantante latino que más premios Grammy ha obtenido. Desde 1985 es el artista latino más joven en ganar un Grammy, a los 15 años por un dueto con la cantante escocesa Sheena Easton en el tema Me gustas tal como eres. Según fuentes oficiales ha vendido más de 40 millones de discos en su carrera, aunque otras fuentes afirman que ha vendido más de 50 millones de copias.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada